Foro INMLCF

Atrás

RE: Tortura: ¿concepto médico, o jurídico?

AI
Administrador inmlcf, modificado hace 5 Meses.

Tortura: ¿concepto médico, o jurídico?

Youngling Mensajes: 15 Fecha de incorporación: 26/12/17 Mensajes recientes
Realizar una diferenciación conceptual entre aquellos actos calificados como tortura y otros, los tratos o penas crueles, inhumanos y degradantes, no es desafío sencillo, ya que estamos ante una norma, que es un derecho, (la prohibición de la tortura), con ciertas particularidades que lo sitúan en un lugar central en toda la construcción normativa del derecho internacional de los derechos humanos.

Y proponer una definición clara sobre si la tortura debe significarse desde un concepto médico o jurídico genera mayores retos, y roza fibras sensibles en el estamento jurídico, al tocar nichos como el de la apropiación de la categorización de las transgresiones de las normas sociales, por parte del sistema judicial.

La Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes define la tortura de forma amplia:

“...se entenderá por el término ‘tortura’ todo acto por el cual se inflija intencionadamente a una persona dolores o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero información o una confesión, de castigarla por un acto que haya cometido, o se sospeche que ha cometido, o de intimidar o coaccionar a esa persona o a otras, o por cualquier razón basada en cualquier tipo de discriminación, cuando dichos dolores o sufrimientos sean infligidos por un funcionario público u otra persona en el ejercicio de funciones públicas, a instigación suya, o con su consentimiento o aquiescencia…”

En el ordenamiento penal colombiano, la tortura puede ser infligida por cualquier persona, dado que la norma penal contiene un sujeto activo indeterminado, lo que permite reconocer que esta conducta no solo puede ser cometida por un funcionario estatal, tal y como se determina en las normas internacionales que prohíben esta práctica, sino que también pueda ser ejecutada por un particular.

En las situaciones como las descritas, que afectan a una persona con estos tratos, la dificultad que se tiene para su demostración, es que muchas veces no se tienen testigos, además de que en la actualidad la tortura se ha centrado en acciones psicológicas que no dejan evidencias externas, y que hace en muchas ocasiones difícil de comprobar lo sucedido.

El funcionario que actúa como perito (médico forense, psicólogo forense, fotógrafo forense, etc.), bajo la aprobación de una autoridad judicial, y de acuerdo con los lineamientos del Protocolo de Estambul, debe llevar a cabo la recolección de indicios y elaboración de dictámenes periciales.

La finalidad de esta prueba es documentar signos y síntomas que ayuden la dilucidar la existencia de actos de tortura.

Y aunque bajo esta mirada, los médicos y los psicólogos no son quienes determinan si hubo o no tortura, ellos sólo aportan las pruebas a través de las evaluaciones médico/psicológicas, para que sea el juez quien así lo determine.
​​​​​​​
Es decir que, si nos atenemos a la realidad actual, pudiéramos pensar que el determinar si alguien sufrió o no un hecho de tortura, o tratos crueles, inhumanos o degradantes, es atributo de quien realiza el desarrollo del Protocolo de Estambul en la presunta víctima, y su concepto, simplemente avalado y contextualizado luego por la autoridad sería el caracterizador de esa conducta.
U
Anónimo, modificado hace 5 Meses.

RE: Tortura: ¿concepto médico, o jurídico?

Buea tarde

En mi opinion Tortura es la denominación de un conjunto de cambios y situaciones evidentes en el cadáver, avaladas como diagnóstico médico en la Clasificación Internacional de Enfermedades, CIE 10.

Los elementos sobre los que se conceptúa son los componentes de las definiciones de tortura:  la de la Asociación Médica Mundial, más conocida como declaración de Tokio de 1975, y la de la Real Academia de la Lengua, sobre los que se puede pronunciar como perito experto bien sea por observarlos en el cuerpo o por inferencia realizada a partir de su conocimiento científico de la fisiología y la bioquímica corporal y de los aspectos psíquicos del ser humano:

A.Describirá los hechos y/o los hallazgos que se ajustan a la definición dada como causar dolor y sufrimiento físico o mental. Para este enunciado el perito documentará las lesiones y en el análisis contextualizado del caso, podrá describir las lesiones y las circunstancias que conoce alrededor del hecho y precisar que causaron dolor físico –y psíquico-.
B.Establecerá así un diagnóstico estrictamente médico-legal de tortura, a manera de síndrome clínico. Los elementos para este diagnóstico se avalan como diagnóstico médico en la Clasificación Internacional de Enfermedades CIE 10 bajo los acápites de Causas Externas de Morbilidad y de Mortalidad (Capítulo XX) y Factores que influyen en el Estado de Salud (Capítulo XXI).

atte, silvia lopez 
​​​​​​​profesional especializado forense
U
Anónimo, modificado hace 3 Meses.

RE: Tortura: ¿concepto médico, o jurídico?

U
Anónimo, modificado hace 3 Meses.

RE: Tortura: ¿concepto médico, o jurídico?

Es decir que, si nos atenemos a la realidad actual, pudiéramos pensar que el determinar si alguien sufrió o no un hecho de tortura, o tratos crueles, inhumanos o degradantes, es atributo de quien realiza el desarrollo del Protocolo de Estambul en la presunta víctima, y su concepto, simplemente avalado y contextualizado luego por la autoridad sería el caracterizador de esa conducta. -> Like emoticon

phongkhamthaiha phongkhamnamkhoa phongkhamphukhoa

Accesos directos