POLÍTICA DE CERTIFICACIÓN

La política de certificación de peritos forenses impulsada por el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, interpreta las disposiciones de la Norma Internacional ISO/IEC 17024:2012, que establece el conjunto de reglas para la aplicación en el proceso de certificación de personas, los usos que se le pueden dar a la certificación y los requisitos legales, académicos, técnicos, de seguridad y confidencialidad exigidos para el otorgamiento, el mantenimiento, la renovación, la ampliación o la reducción del alcance, la suspensión o el retiro de la certificación.

El proceso de certificación es voluntario y se realiza sin exclusión alguna de raza, género, política, religión, lengua, origen. Los peritos interesados en la certificación, de acuerdo con el alcance establecido para su disciplina, y que cumplan con los requisitos, pueden acceder al proceso sin ningún tipo de impedimento o inhibición.

 

El Instituto garantiza que todos los solicitantes y candidatos se evaluarán y calificarán de manera imparcial y objetiva de acuerdo con el Reglamento General vigente y al respectivo Esquema de Certificación y que será otorgada la certificación como perito forense, a todos los candidatos que hayan superado las pruebas establecidas en el proceso.

 

La certificación tendrá una vigencia de tres años siempre y cuando se cumplan las condiciones de certificación establecidas por el Organismo y durante dicha vigencia se realizará una vigilancia anual.