Blogs INMLCF

Papel de las Ciencias Forenses en el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición. Implementación del Acuerdo de Paz

Claudia Adriana García Fino. Subdirectora de Servicios Forenses. Diciembre de 2018

El Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, es una institución estatal, con 104 años de experiencia, en los cuales ha aportado a la Administración de Justicia del país, a través de la realización de pruebas técnico científicas, que sirven para la toma de decisiones en los ámbitos penal, civil, administrativo, de familia, disciplinario, penal militar, entre otros. Adicionalmente por Ley (Ley 938 de 2004, Estatuto Orgánico de la Fiscalía) el Instituto, es el ente rector del Sistema Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses; función a través de la cual desarrolla los procedimientos a tener en cuenta en las ciencias forenses, realiza la implementación y control de los mismos. El sistema cuenta con actores tanto públicos como privados, los cuales en conjunto cumplen la función de apoyo técnico científico en el país.

En estos 104 años, el Instituto ha trabajado enmarcado dentro de los parámetros de la Justicia Retributiva, en los cuales se utiliza la forma ordinaria de la resolución de conflictos; con un tratamiento usual del delito y de la violencia, enfocado en reglas y códigos que se han quebrantado; en donde el Estado se hace cargo del conflicto a través de la denuncia, y las partes pierden en control sobre las soluciones propuestas; no se integra a las víctimas ni a los victimarios en la solución de los conflictos, por lo tanto ambos pasan a ser actores pasivos del proceso; desafortunadamente el eje de estos procesos en la Justicia retributiva está centrado en el victimario y en el acto criminal que traspasó la Ley, buscando el castigo del victimario, independientemente de la individualidad de los actores.

Como resultado de este paradigma retributivo, se aisla al victimario, no se resocializa; la justicia termina siendo reactiva y vengativa, por lo cual generalmente no hay una respuesta justa frente al delito; generalmente no hay arrepentimiento del agresor y por lo tanto hay un gran volumen de reincidencias.

En conclusión, se puede entender fácilmente que este paradigma retributivo no obtiene una reparación real de las víctimas ni una resocialización de los ofensores; por lo tanto se requiere un cambio de perspectiva, que permita que los servidores públicos del Instituto, a través de un cambio de cultura y una reconceptualización, haga un giro de su actuar, para pasar al paradigma retributivo, en donde las necesidades de las víctimas sean el centro de toda actuación técnico científica, en donde se resignifiquen los conceptos científicos, para que las víctimas puedan encontrar en las actuaciones del Instituto, un elemento que aporte a su reparación integral.

Si bien es cierto que la Justicia Restaurativa no excluye la justicia tradicional, sino que la complementa, no es menos cierto que requiere una serie de condiciones que no son fáciles de implementar, todas ellas orientadas a entender las consecuencias humanas del crimen y a construir nuevas relaciones entre víctima, victimario y sociedad.

Adicionalmente es importante tener en cuenta que para que un procedimiento sea realmente restaurativo, debe incluir a las víctimas, los victimarios y a la comunidad.

Una de las dificultades principales del Paradigma Retributivo, es que en el momento en que se denuncia el crimen, los actores pierden el control sobre los mecanismos de la solución de conflictos; de tal suerte, que el conflicto pasa a ser responsabilidad del Estado, y se desnaturalizan las necesidades tanto de las víctimas como de los victimarios; a quienes se excluyen de los mecanismos de resolución; adicionalmente la gran impunidad del país aumenta la insatisfacción de las víctimas y de la sociedad; y las pocas sentencias, no satisfacen las necesidades de reparación de las víctimas.

El crimen debe ser visto con un cambio de perspectiva, en primer lugar es una ofensa contra las relaciones humanas, en segundo lugar contra la sociedad y por último contra la ley; y en ese orden de ideas, el tratamiento del crimen, se debe enfocar fundamentalmente en el restablecimiento de las relaciones humanas, de los daños a la sociedad y por último el pago frente a la Ley. De tal forma que la justicia penal sería la última instancia de resolución de conflictos, mientras que los mecanismos restaurativos serían la manera inicial de enfrentar el crimen, con la intención de garantizar el cumplimiento de los Derechos Fundamentales de las partes del conflicto.

Se requiere un cambio de paradigma hacia lo restaurativo, como una forma alternativa de solución de conflictos, con un tratamiento diferente de los delitos y la violencia, enfocada en las personas y en las sociedades que sufren; que tenga en cuenta las consideraciones religiosas, culturales y éticas; en dónde las partes involucradas no pierdan el control de las soluciones, y al contrario se encarguen de definir las reglas de acuerdo a sus necesidades, buscando su reparación y el restablecimiento de la paz social.

La implementación del acuerdo de paz implica cambios estructurales para el Instituto, en donde se requiere una resignificación de los conceptos aprendidos en estos 104 años, en donde nos centramos en dar apoyo técnico científico, para satisfacer las necesidades del ente acusador (Fiscalía) y en aportar elementos probatorios que permitieran a los Jueces, tomar decisiones en relación con la tasación de los castigos para los victimarios; ahora tenemos el reto de centrar nuestros esfuerzos en las necesidades de las víctimas; para lo cual se requiere implementar procedimientos en donde la comunicación sea el eje conductor, en donde la escucha se convierta en un mecanismo reparador, en donde las necesidades de los familiares se tengan en cuenta en los procesos técnico científicos, en donde logremos cambiar el lenguaje técnico por un lenguaje común, que permitan iniciar a romper las brechas entre la ciencia y la sociedad.

Más entradas de blog

Documentos que pueden contar la historia…

A partir de la Ley 53 de 1914, que ordenó establecer una oficina de Medicina Legal en la...

Combatiendo la Corrupción

Por Alexandra Cárdenas Pinzón- Profesional Especializado, Oficina de Planeación. Durante...

Añadir comentarios

JM
Joe Moreno hace 1 Mes

Que importante es que se pueda realizar un Excelente aporte para muchos delitos no queden en impunidad estoy seguro que desde el sistema de salud también se puede aportar mucha información valiosa como lo ha realizado en su momento colsubsiido con los avances que ha mostrado... cabe destacar su sistema para sacar citas medicas es muy bueno.

00

Accesos directos